Newralers

Tecnología informática. Una visión social y humana desde la perspectiva de la Antropología Social. Parte II

Tecnología informática2
Tecnología informática2
NewralersIcon

Carme Garcia i Gimeno

Tecnología informática. Una visión social y humana desde la perspectiva de la Antropología Social. Parte II:


Continuando con el tema de la Brecha Digital, la fotografía actual en nuestra sociedad es la siguiente:

Carreras universitarias denominadas STEAM, acrónimo inglés que abarca ciencias, tecnología, ingeniería, matemáticas y artes como diseño, arquitectura y urbanismo.

Entre las profesiones más valoradas, mejor pagadas y con mayor grado de influencia se encuentran las pertenecientes a los ámbitos científico y tecnológico. No obstante, en Europa sólo el 35% de las personas matriculadas en estudios universitarios en estos campos son mujeres. En la UPC (Universitat Politècnica de Catalunya) las mujeres matriculadas en carreras STEAM suponen el 26,9%, mientras que hace cinco años eran el 21%.

En algunas escuelas se intenta promocionar vocaciones STEAM entre las niñas. Una investigación conjunta llevada a cabo por las universidades de Nueva York, Illinois y Princenton señala que las niñas de seis años se consideran menos brillantes que sus compañeros niños.

La Agencia de Ciberseguridad de Cataluña señala que en las empresas TIC, que representan el 10% del PIB, las mujeres únicamente ocupan el 8,6% de trabajos técnicos (operaciones y/o sistemas), según datos del año 2020. En 2021 esta cifra ha disminuido hasta el 6%. Asimismo, el Observatorio de Igualdad y Empleo indica que en España sólo 3 de cada 10 puestos de trabajo en las empresas tecnológicas están ocupados por mujeres, incluyendo trabajos en administración, marketing, sistemas y operaciones.


Desde una perspectiva antropológica, para rectificar la actual brecha digital que separa en dos grupos a usuarios de no usuarios debemos fijarnos principalmente en dos de sus causas:

1.– La desigualdad de género creada inicialmente por una sociedad basada en el etnocentrismo masculino. Las niñas en etapa de estudios primarios ya se consideran menos preparadas que sus compañeros niños. Por lo general, en disciplinas STEAM las niñas se infravaloran, mientras que los niños se valoran en exceso.

-2..- La desigualdad socioeconómica debida a la no accesibilidad de formación, que redunda en la reducción del espectro de oportunidades laborales y que finalmente acaba en salarios inferiores.


Desigualdad, brecha, todo nos lleva a la exclusión, a no formar parte de. Esto no beneficia ni a las personas ni a los estados ni a las empresas. Cada persona es una pieza que forma parte de un todo. Como sociedad no nos podemos permitir que este todo esté separado en dos partes por una brecha, en este caso una brecha digital. La sociedad perderá personas, el Estado ciudadanos y las empresas clientes. Como sociedad no podemos permitirnos la incomunicación digital, educativa, bancaria

En primer lugar, la familia y, en segundo lugar, la escuela es importante a la hora de ayudar a precisar las vocaciones de niñas y niños. Se necesitan nuevos modelos, modelos no estereotipados, que muestren a niñas y niños lo que pueden llegar a ser profesionalmente. Hay que dejar atrás los prejuicios, los estereotipos.

Además, la brecha digital no es lo único que ha de preocuparnos. A consecuencia de la pandemia del coronavirus y el cierre de las escuelas, la comprensión lectora en edad infantil ha disminuido. Según la Fundación Bofill, un tercio de los alumnos de Primaria presentaban ya serios problemas de comprensión lectora antes de la pandemia. El pronóstico es que se pueden tardar entre cuatro y seis años en recuperar lo perdido durante estos dos años de pandemia, que en su opinión es el equivalente a medio curso. Y sin comprensión lectora ¿cómo podemos esperar que la brecha digital mengue?

Si hemos aprendido a conducir un coche, a leer y a escribir, a hacer fuego, a hacer funcionar todas las teclas del teléfono móvil, a enviar mensajes a través del correo electrónico y /o de mensajería instantánea, a utilizar un ordenador, ¿cómo no vamos a aprender a usar otras tecnologías? La solución está en la ayuda mutua, en la interacción humana. Las empresas que utilizan tecnologías como, por ejemplo, los bancos necesitan que un amplio espectro de clientes sepa relacionarse adecuadamente con ellos y sus servicios. Actualmente las empresas no pueden permitirse dejar de lado ningún target de clientes.

Al final todo se reduce a las relaciones humanas y sociales. Mientras que las tecnologías aíslan a la persona de otras personas, es la persona quien ayuda a otras personas a trabajar con las tecnologías.


Carme Garcia i Gimeno
(PhD in Social and Cultural Anthropology)

«Anímate y sigue nuestras entradas y noticias del nuevo Blog de NEWRALERS»

Compártelo

Tecnología informática. Una visión social y humana desde la perspectiva de la Antropología Social. Parte I

tecnología informática
Tecnologia informatica
NewralersIcon

Carme Garcia i Gimeno

Tecnología informática. Una visión social y humana desde la perspectiva de la Antropología Social. Parte I

 

La Antropología es una disciplina que pertenece a las denominadas Ciencias Sociales y Humanas, que estudia las manifestaciones culturales de las personas viviendo en sociedad. Manifestaciones culturales como, por ejemplo, familia, género, economía, política, religión, alimentación, consumo, etc. La Antropología plantea hipótesis y analiza los datos obtenidos a través de la observación participativa y las entrevistas en profundidad, para llevar a cabo un estudio de tipo cualitativo.

Hace ya tiempo que la tecnología forma parte de nuestras vidas. Si profundizamos un poco constatamos que la tecnología es parte inherente en cualquier ámbito. Además, la pandemia del coronavirus nos ha obligado a aumentar nuestra relación con la tecnología a la vez que nos ha obligado a una menor interacción humana, al aislamiento social y a un mayor sedentarismo. El teletrabajo y la escuela online son ejemplos de ello. En ambos casos hemos tenido que adaptar nuestras casas y nuestra infraestructura informática a las circunstancias del confinamiento.

Esto que sobre el papel parece factible no es tan fácil en la práctica. ¿Qué sucede? No todas las casas, empresas y familias se hallan en el mismo nivel, en muchos sentidos, para poder llevarlo a cabo. Y este hecho nos traslada a lo que se denomina la Brecha Digital, que es la diferencia entre usuarios y no usuarios de Internet y las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación Digital).

No es la primera vez que esto sucede. La historia nos puede ilustrar con diversos ejemplos de otras “brechas”. Uno de ellos es el paso del transporte animal al transporte mecánico, es decir, cuando pasamos de ir montados en coches tirados por caballos a conducir un coche de gasolina. En ese caso muchas profesiones quedaron obsoletas y otras nuevas surgieron adaptadas a las nuevas circunstancias.

La implantación de más y más tecnologías en nuestra vida seguirá ampliando la brecha digital ¿Cuál podría ser la etiología de la brecha digital? Entre otras las siguientes causas:

  • Falta de infraestructura, sobre todo en zonas rurales
  • Falta de conocimientos informáticos
  • Falta de interés

El tema de las infraestructuras sobrepasa el alcance de la persona de a pie, pero del resto sí que podemos ocuparnos. Así que, ¿cómo podemos ayudar a solucionar la brecha digital?

Pues como se ha hecho siempre: a través de las propias personas, a través de la sociedad, mediante la empatía y la colaboración.

Un ejemplo: Cuando una persona, por lo general anciana, tiene que relacionarse con su entidad bancaria a través de un cajero, muchas veces expuesto a otras personas -transeúntes y otros usuarios del propio cajero que sobre todo desde el inicio de la pandemia tienen que formar largas colas en plena calle- quizá se aturulla con las teclas, quizá no ve bien, podemos imaginarnos primero cómo se siente la propia persona y segundo cómo se sienten quienes están haciendo cola detrás de ella. Y no es que sea un tema como para que nos ayude quien va detrás de uno en la cola. No puedes facilitarle el número de tu tarjeta. Solución: Si tienes una familia como tiene que ser, te ayudan o lo hacen por ti. Si no tienes una familia como tiene que ser, te fastidias. Entras a formar parte de ese lado no deseado de la brecha digital.

Otro ejemplo: La generación de mis abuelos no solía disponer de coche. La abuela compraba en las tiendas del barrio o en el mercado. Durante la generación de mis padres -que ya disponían de coche- se implantaron las grandes superficies generalmente situadas fuera de las ciudades. Una vez al mes, mis padres compraban en ellas –y digo padres porque iban los dos-. Mi padre conducía el coche y mi madre conducía el carrito de la compra. Y gracias a la empatía y la colaboración de mis padres, o bien éstos acompañaban a mis abuelos con el coche a la gran superficie o bien les hacían la compra en ella y se la llevaban a su casa.

Soluciones que puede aportar la sociedad a través de las propias personas para ayudar a reducir la brecha digital:

  • Mediante la educación en la escuela, el instituto y la universidad
  • Mediante la igualdad de género en las empresas tecnológicas

En el siguiente post continuaremos con el tema de la Brecha Digital y las respuestas que la Antropología Social puede proporcionar para reducir esta brecha.

 

«Anímate y sigue nuestras entradas y noticias del nuevo Blog de NEWRALERS»